Analítica de Inbound Marketing, que medir y por que?

Albert Einstein dijo una vez: “Si tuviera una hora para resolver un problema y mi vida dependiera de la solución, me concentraría 55 minutos pensando en el problema y 5 minutos pensando en la solución”.

Cuando se habla de analítica en inbound marketing ocurre algo similar:
Ejecutar una campaña efectiva requiere de 3 cosas: Paciencia, compromiso y tomar decisiones correctas.
Paciencia porque puede pasar mucho tiempo hasta ver las ganancias significativas, y la buena toma de decisiones porque sin la parte analítica no podremos maximizar y enfocar esfuerzos en nuestras campañas. Entonces surge la pregunta de ¿que medir en Inbound Marketing?

Crecimiento en ventas y rentabilidad


Al final de cuentas la mejor manera de medir el éxito de una campaña de inbound marketing es el crecimiento en ventas y de las cuales obtenemos la rentabilidad al final de campaña.
 La medición del crecimiento en ventas en muy saludable para la empresa como para la campaña ya que esto nos permite adelantarnos a las tendencias como también referir a esta medición como un buen indicador de planificación estratégica.

LEADS


Las empresas que generen más Leads son las que mas oportunidades tienen de concretar una venta. Sin embargo existen diferencias de leads, estan los MQL (Marketing Qualified Leads) y los SQL ( Sales Qualified Leads).
 Los primeros vienen a ser los contactos que hemos podido conseguir mediante nuestras estrategias de atracción y que pueden convertirse en una venta y los segundos son aquellos que ya nos tienen en consideración y han valorado nuestro producto o servicio para cubrir alguna necesidad.
 La combinación de ambos indicadores es lo que nos dará la referencia del KPI de Leads to Close, número de clientes potenciales que hemos recibido durante un periodo de tiempo específico entre la cantidad real de clientes que se han cerrado.

Valor de vida de cliente — Life Time Value of a Costumer(LTV)


La idea de determinar cuál es el beneficio del cliente en todo el tiempo que pasa con nosotros parece complicado pero aún así no hay excusa para no saberlo. Es algo parecido a determinar cuántos de los usuarios que tenemos en nuestra base de datos abren nuestros correos.
 Es una métrica muy importante para medir el ROI de la empresa y es un gran punto de partida en el que empezar a elaborar estrategias futuras de negocio.


Ejemplo práctico:
 Somos una empresa B2B que vende equipos industriales valorados en 20.000€ pero cuyo margen bruto es del 35%. Supongamos que nuestra buyer persona solamente va a realizar una compra. El beneficio de su relación con nosotros será de 7.000€.
 Sin embargo, si tenemos en cuenta un escenario en el que compre varias veces. Pongamos unas cinco como ejemplo. El beneficio esta vez ascendería a 35.000€. Aunque tendríamos que repartirlo en el tiempo que haya pasado con nosotros.

Fuente: 40deFiebre

https://www.40defiebre.com/analitica-en-inbound-marketing/